Cuando se realiza la exodoncia de los 4 molares, es por razones de falta de espacio (generando mal-posición dental) o posibles infecciones bucales.

Es aconsejable hacerlo de una sola vez y bajo sedación y no extraerlas de una en una. Así evitamos la ansiedad propia del acto quirúrgico y minimizamos la respuesta inflamatoria con una sola recuperación inmediata. Además puede provocar:

  • Dolores de cabeza
  • Mareos
  • Ruido en los oídos
  • Dolor en la encía
  • Fracturas dentales: mal posición dental y choque en la mordida del paciente.

Y es que si la muela que permanece tiene interferencia con otros dientes, el moviemto constante al cerrar y abrir la boca, traerá cambios en la articulación que puede causar incluso inflamación del conducto del oído. 

Una vez el paciente se adapta a esta mordida, es probable que lo conlleva al bruxismo, ya que está teniendo un «contacto prematuro» que le provoca que no esté cómodo y que estes buscando una mordida para acomodar tu mandibula y jamás lo va a econtrar mientras tenga esta interferencia. De ahí viene a  que toda la articulación se ajuste.

Por lo tanto, es probable que si le quitan solo una muela del juicio pase por toda estas consecuecias y sino lo ha hecho, pidale al dentistas, que antes de la extracción lo evalúe para ver cómo está mordiendo y si ven que no choca con ninguna otra muela es mejor que la extraiga aticipadamente para evitarse estos problemas.  

Hacer la extracción de las cuatro muelas del juicio al mismo tiempo, minimiza las incomodidades del operatorio y postoperatorio a una sola sesión, por lo que es más cómodo y ágil para el paciente.