Cuando nuestras arcadas dentales no coinciden producen alteraciones de maloclusión dental; por lo general, este problema se soluciona con ortodoncia. Pero ¿qué pasa cuando la ortodoncia dental no es suficiente? Se recurre a la cirugía ortognática.

 

La cirugía ortognática es una intervención quirúrgica que recoloca los huesos del maxilar y la mandíbula para devolverle al rostro la simetría. Se suele indicar en casos de mal oclusiones dentales severas, apneas de sueño y problemas de apiñamiento dental.

Su función es corregir las deformidades dento-craneo y maxilofaciales que ocurren durante el crecimiento de las personas. El cirujano maxilofacial se encargará de analizar tanto la morfología como la función de todos los elementos que compromete este tipo de cirugía; la mandíbula, el maxilar, los huesos cigomáticos, la nariz, las regiones orbitarias, los dientes y los tejidos blandos que recubren la zona. De este modo, podrá evaluar las funciones estéticas y funcionales de la cavidad oral, porque no se trata solo de una intervención estética sino también mejorar la funcionalidad.

Cirugía ortognática paso a paso

Primero se realiza una evaluación con rayos X y un escaneo de alta resolución en 3D para evaluar muy bien la posición del maxilar y la mandíbula. Asimismo, en esta evaluación se debe analizar tanto el antes como el después; una aproximación virtual al resultado esperado que llevará a hacer los ajustes necesarios. También se realizan modelos dentales para trabajar en conjunto el plan de tratamiento y, si necesitará luego de la intervención, las acciones posteriores como la ortodoncia. Es por ello que el cirujano maxilofacial y el ortodoncista deben trabajar en conjunto para poder indicar el tratamiento con la mejor eficacia posible.

En este punto puede suscitarse dos situaciones dependiendo del caso clínico:

Pacientes con malocusión y apiñamiento dental

Un paciente que solo presente una maloclusión, apiñamiento dental, desviación de la mandíbula o maxilar e incluso la anchura del maxilar en correspondencia con la mandíbula. En estos casos la recomendación es realizar la ortodoncia previa a la operación, así se alinean los dientes y las arcadas. Luego vendrá la intervención quirúrgica y, en caso de ser necesario, un corto período de ajuste ortodóncico.

Pacientes con apnea del sueño

Existen pacientes que, a pesar de tener una mordida normal, tienen la mandíbula y el maxilar en una posición anómala. Estos pacientes requerirán de esta intervención para corregir el espacio que sirve para la circulación de aire en la faringe. Al maxilar encontrarse en una posición trasera provoca apnea del sueño, como suele suceder con estos casos; por lo que deben movilizarse ambos maxilares a la misma dirección.

Una vez diagnosticado tu caso se fija la fecha de la operación. En el pabellón se anestesia y entre el cirujano y el ortodoncista aplicarán las técnicas especializadas para la corrección. Lo ideal es realizarlo de manera que sea mínimamente invasivo, allí radica la importancia de una buena planificación previa a la intervención.

Con una duración promedio de cuatro horas se realizan cortes y movimientos de los huesos para verificar la corrección. Todo esto se hará mediante incisiones intraorales para no dejar cicatrices perceptibles. El maxilar y la mandíbula se fija con miniplacas y tornillos de titanio una vez que se haya ubicado la posición idónea.

Cuidados postoperatorios

La recuperación total de esta intervención puede tardar hasta un mes; sin embargo, los cuidados intensivos serán aproximadamente de dos a tres semanas. En estas semanas el paciente no deberá hablar mucho y hacer dieta líquida; respirarán con dificultad, razón por la que necesitan reposo absoluto. En ese sentido, deberá colocarse compresas para la hinchazón y llevar puestos unos elásticos alrededor de la cabeza.

Algunos pacientes han reportado muy poco o ningún dolor después de la operación por lo que recomiendan la cirugía ortognática. Pasadas las primeras semanas el paciente podrá incorporarse poco a poco en su rutina diaria, siempre y cuando no afecten la zona. Si trabaja con público o en atención al cliente se recomienda que repose por un período más extenso.

Luego de superado el postoperatorio, el especialista deberá hacerle seguimiento por dos años más. En este tiempo se realizará el tratamiento de ortodoncia que terminará de corregir y se conseguirá la oclusión ideal evitando la recidiva.

Precio de cirugía dental en Santiago de Chile

En Dentistas por Chile estamos para atender tus necesidades en cuanto a la corrección de mordida y dientes. Porque una buena salud dental no es solo cuestión de estética, el buen procesamiento de la comida cuenta; para ello necesitarás unos dientes alineados que correspondan con sus pares. Tenemos los mejores precios en ortodoncias correctivas y en cirugías; con excelentes planes de financiamiento. Consúltanos y te agendaremos una cita para evaluar tu caso.

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?