Si aún se cepilla los dientes y sigue observando algo rosado al escupir la crema dental, debe prestarle mucha atención.  Sí nota sangre al usar hilo dental, igual. Si bien la más mínima cantidad de sangre podría no parecer nada importante, si las encía le sangra constantemente, no debería ignorar el problema. La encía puede sangrar por diversos motivos: desde gingivitis hasta un efecto secundario del embarazo. Cambiar su rutina de cuidado oral también puede hacer que la encía sangren, al menos al principio. A continuación, le indicamos qué puede hacer si nota la presencia de sangre con 5 consejos:

1. ¡Cuidado oral al máximo!

De acuerdo con Medline Plus, la principal causa del sangrado de las encías es la acumulación de placa a lo largo del márgen de la encía. Si no elimina la placa a tiempo, esta se endurece y se convierte en sarro, un material calcificado al que se adhiere la placa y que continúa irritando la encía, lo que hace que estas sangren y puede progresar hasta convertirse en formas más avanzadas de enfermedades de encías. La mejor manera de reducir la acumulación de placa y el riesgo de que sangren sus encías es intensificar su rutina de cuidado oral.

Recuerde cepillarse dos veces al día con una crema dental con flúor. También use hilo dental al menos una vez al día; a veces las encías pueden dejar de sangrar con el uso regular de hilo dental. Y por supuesto que consultar a su odontólogo de forma regular (no solo cuando tenga un problema o una inquietud) también es esencial para mantener la boca sana.

2.¿Cambió su cepillo dental?

Aunque se lea repetitivo, es necesario recalcar que MouthHealthy de la Asociación Dental Americanarecomienda afirma que usar un cepillo de dientes con cerdas suaves que limpia los dientes y las encías por completo y sin irritarlas.

Es decir, si usted se cepilla y usa hilo dental con regularidad, y además realiza su visita al dentista cada seis meses, sus instrumentos de cuidado e higiene oral podrían ser los que estén haciendo que sus encías sangren. Si bien podría parecer que un cepillo dental con cerdas intermedias o duras limpia los dientes y las encías por completo o con mayor profundidad, las cerdas más duras solo suelen provocar irritación, lo que puede explicar el sangrado de las encías.

Tal vez no son los instrumentos los que causan el sangrado, sino la forma en la que los utiliza. Si ha dejado el hábito de usar hilo dental, comience de nuevo. Podría ver un poco de sangre en la línea de las encías, pero recuerde siempre hacerlo con suavidad, sin presionar mucho el hilo dental contra los dientes y las encías.

3. Coma saludable

Los alimentos que consume y el momento en el que lo hace también desempeña un papel en la prevención del sangrado de encías. La comida que contienen mucha azúcar o carbohidratos simples aumentan el riesgo de tener problemas en dientes y en encías, ya que el azúcar crea un ambiente ideal para que se forme la placa. Siga una dieta que tenga un bajo contenido de azúcar y un alto contenido de los nutrientes necesarios que se encuentran en alimentos como los vegetales. No tiene que prohibir los dulces en su vida. Solo recuerde consumirlos con moderación y cepillarse los dientes después de comerlos para que el azúcar no tenga tiempo de actuar.

Resultado de imagen de comer

4. ¡Ojo! Tenga en cuenta sus medicamentos

Ciertos medicamentos también aumentan la probabilidad de que las encías sangren. Algunos analgésicos de venta libre como la aspirina son anticoagulantes, por lo que pueden aumentar el sangrado. También es posible que un medicamento recetado provoque el sangrado de las encías. Si ese es el caso, su médico podría prescribir una dosis diferente o un medicamento distinto. Siempre hable con su médico si cree que un medicamento le provoca efectos secundarios, incluso si parecen leves.

5.Visítenos en Salvador, 95. 

Si cambiar los hábitos del cuidado bucal, ajustar sus medicamentos y mantener una dieta saludable no ayuda a detener el sangrado de encías, lo próximo que debería hacer es programar una cita con el odontólogo. Le haremos una evaluación, donde examinaremos sus dientes y encías, y determinará si tiene una afección más seria, como una enfermedad de encías avanzada. También tomaríamos una radiografía de los dientes. Si el odontólogo cree que es necesario realizar un tratamiento, como una limpieza profunda o una cirugía periodontal, es probable que tenga que consultar a un periodoncista, quien se especializa en tratar la enfermedad de las encías.

En algunos casos, el sangrado de encías no es nada importante, pero a veces puede justificar un tratamiento profesional. Con el diagnóstico y el cuidado personal adecuados, el sangrado de encías puede convertirse en algo del pasado.

¡Te esperamos!

Abrir chat
¿En qué te podemos ayudar?